Quisiera que todos encontraran refugio debajo de la túnica de mi amor

Hello hello La gran túnica que lleva el sacerdote se llama casulla (del latín caritas que significa caridad o amor) porque el sacerdote siempre, sobre todo y encima de todo lo que lleva o debe de llevar es amor (mucho mucho mucho amor); el sacerdote tiene que ponerse amor y mucho mucho mucho amor. Ya entienden porque el Padre Adam se pone mucho mucho mucho amor? Es una túnica porque la gente tiene que poder venir y esconderse debajo de ese amor. La gente tiene que poder encontrar refugio debajo de ese amor. Esto es lo que hago yo en mi vida cotidiana, hago todo lo posible todos los días de mi vida ofreciendo a cada uno de ustedes refugio debajo de mi amor para que puedan encontrar consuelo en medio de cualquier problema e sufrimiento y en medio de todo lo que atraviesan en la vida quiero más que nada que debajo de mi túnica de amor sientan que se puedan esconder y encontrar el refugio, ese es el amor de Dios.

Aquí hay un breve videoclip de la misa de ayer cuando Gustavito, un joven de 15 años que tiene síndrome de Down, se acercó durante mi homilía al púlpito mientras yo predicaba y se convirtió en un accesorio mandado justamente en ese momento por Dios para mi homilía para que se dieran cuenta de que siempre deberíamos. ¡Ser personas, poseyendo el Reino de Dios tan chiquito como un granito de mostaza convertido en un gran arbusto, debajo del cual todas las personas deberían poder encontrar consuelo, paz, sombra, refugio y mucho mucho mucho pero bastante bien mucho amor! Oro por esta gracia en tu vida mientras ese reino de Dios, pequeño como una semilla de mostaza, sigue creciendo hasta convertirse en un arbusto robusto que ofrece refugio a un mundo muy hambriento, sediento de amor, aceptación y un hogar sin juicio. Ese hogar sin juicio alguno cada uno de uds tiene en mi corazón porque los amo mucho pero mucho mucho mucho como ya saben que viven en mi corazón y no pagan renta! Les mando una bendición especial súper poderosa llena de mucho cariño, amor, y alegría con una carcajada que solo puede salir de mi - ya saben cómo me rio de sabroso yo! Hello hello Padre Adam Kotas


81 visualizaciones0 comentarios