Yo no quería presentes sino la presencia de mi mama. Una reflexión




Hello hello 🔔 Al crecer en Polonia, mi madre me dejó en mi pueblo para venirse a Estados Unidos y todos intentaron consolarme y hacerme feliz diciéndome que mi mami iba a ganar mucho dinero y me enviaría dulces y chocolates y que finalmente tendríamos un baño en la casa y una televisión en color y podría tener muchos juguetes y una

bicicleta, pero nada de esto me traería la paz. No quería cosas, quería a mi mamá. ¡No Quería yo presentes sino la presencia de mi mamá! Lo único que me trajo consuelo en medio de todo este dolor y angustia fue su foto que llevo hasta el día de hoy en mi billetera. Me dormía con su foto porque no teníamos teléfono, así que no podía llamarla; solo su foto me calmaría y me permitiría quedarme dormido. La gente me dice todo el tiempo "padre Adam, cuando me siento deprimido y siento que no puedo seguir ya más por todo con lo que tengo que lidiar en esta vida, pienso en tu rostro sonriente y hermoso y esto me trae paz y consuelo y puedo respirar de nuevo". Los discípulos todos paralizados por sus miedos tampoco podían respirar 48 horas después de la resurrección, se sentían abandonados, y Jesús llega en medio de ellos y les dice: "la paz este con ustedes". No están enfocados en su pasado o sus pecados o lo que será, todo lo que les importa es que Jesús está allí y eso es suficiente y la Biblia dice: "los discípulos se regocijaron cuando vieron al Señor". Ellos se llenaron de alegría y gozo por la presencia de Cristo en medio de ellos. Oro que a través de mí en medio de cualquier cosa y todo lo que tienes que atravesar hoy y todos los días puedes sentir esa presencia de Dios en tu vida para saber que no estás solo, Dios está contigo y si Dios contigo nadie puede estar en tu contra. El padre Adam está contigo. Todo estará bien. Estaras bien. Mira este video y disfruta de la presencia y luego que la paz que está más allá de todo entendimiento guarde tu corazón a través de Cristo Jesús, nuestro Señor. Amén. Recuerda que te amo mucho pero mucho mucho mucho pero bastante bien mucho, pero Jesús te ama más, y te bendigo con una gran sonrisa, siempre, y un hello hello 🔔

Padre Adam Kotas

26 visualizaciones0 comentarios